10 Nov 2013
educacion positiva peligro tele

Hoy en día, si no tienes televisión te miran como un bicho raro. Efectivamente casi todo el mundo tiene una en casa y hace uso diario de la misma. Parece una buena costumbre sentarse a mirar la tele en familia. Sin embargo, actualmente el uso que le damos sobrepasa con creces esa costumbre. Llega a hacer de niñera mientras los niños desayunan y la madre recoge la casa, se convierte en el amigo de aventuras del niño o niña durante las tardes y llega a ser consejero de los juguetes que deben tener, mostrando ademàs modelos de conducta incorrectos e imàgenes de gran agresividad. No parece tan mala ya que daña de forma pasiva, es decir, los niños parecen tranquilos, entretenidos y estables mientras la ven. Pero no es así. Su cerebro solo recibe estímulos visuales y auditivos abandonando por completo todas las demàs experiencias estimuladoras como el tacto, movimiento, creatividad, imaginación, curiosidad por averiguar por sí mismos... Y llega a ser fuente generadora de conflictos en casa, sin olvidar que la radiación que emite es dañina sobre todo si la ven a corta distancia. En definitiva, es un medio para bloquear el desarrollo integral del niño. Estimula su vagancia y su desinterès por todo lo que implique actividad. Es necesario e imprescindible evitar este tipo de entretenimiento y aportarle al niño un medio adecuado en el que desarrollarse libremente y por sí mismo como salidas y excursiones en paisajes naturales o actividades en casa de tipo manipulativo y motriz. Su inteligencia y su autoconcepto se desarrollaràn y si estamos los padres y familiares presentes recibiràn afecto y equilibrio emocional tan vital en su crecimiento.

Contacto

Preguntas Generales

Si tienes alguna pregunta escribenos a

la botica de Beatriz

Siguenos